Labva: materiales que conectan

Materiales sustentables en Latinoamerica
Materiales sustentables en Latinoamerica

Labva: materiales que conectan

Biomateriales que buscan asegurar los recursos de las próximas generaciones.

Estamos en un punto en el que crear materias primas que no lastimen al medio ambiente, ya no es una opción. La buena noticia, es que cada vez hay más personas interesadas en crear materiales sustentables que no pongan en peligro los recursos de nuestro planeta.

En los últimos años han surgido biotextiles y bioplásticos que nos enseñan que podemos hacer materiales sustentables de calidad que no sean dañinos. Un ejemplo de esto lo podemos hallar en Valdivia, al sur de Chile, donde creen que el proceso de crear nuevas materias primas va de la mano con una mayor conexión al entorno que nos rodea. Así que, llenas de curiosidad, nos sentamos a platicar con ellos para que nos contarán más acerca de su proyecto

¿Qué significa Labva?

LABVA es el acrónimo de “Laboratorio de Biomateriales de Valdivia”. 

¿Cómo surgió Labva?

El laboratorio surge de tres aspectos esenciales: 

  1. La curiosidad y admiración sobre microorganismos y sus procesos biológicos
  2. La responsabilidad de construir un entorno sustentable que tenga una estrecha relación con la naturaleza (cambiar nuestros hábitos como ciudadanos, usuarios y consumidores de materialidades)
  3. La convicción de que debemos construir una nueva cultura asociada a los materiales si queremos pensar en un futuro para las nuevas generaciones.

Con esto en mente, el Laboratorio de Biomateriales de Valdivia surge el año 2017 en la ciudad de Valdivia, zona sur de Chile. Es un territorio hermoso, lleno de biodiversidad, con ciudades de escala humana y muy vinculadas con la naturaleza, la cultura y sus tradiciones ancestrales. Pero al mismo tiempo, es completamente dependiente, en lo administrativo, económico y lo material, de la capital de nuestro país (Santiago de Chile). 

El equipo detrás de LABVA está conformado por Valentina Aliaga (Diseñadora Gráfica), María José Besoain (Arquitecta), Alejandro Weiss (arquitecto), Esteban Osses (Biologo Marino) y Gabriela Carrasco (Bioquímica), 

Materiales sustentables en Latinoamérica
Foto: cortesía de Labva.

¿Qué busca hacer Labva?

En términos generales, el objetivo de LABVA  es construir desde las bases una nueva Cultura Material que se sustente en la relación simbiótica entre abundancia y diversidad natural, las lógicas económicas y productivas locales y entre las vivencias ancestrales y comunitarias. Esto se traduce en un aspecto práctico en la búsqueda y construcción de una paleta de biomateriales que sea reflejo y ponga en valor nuestra cultura y territorio, de la misma manera que permite nuevas lógicas económicas y productivas ligadas a escalas locales. 

Ahora bien, todo este este proceso de investigación y experimentación material no busca posicionar a LABVA como una fábrica de biomateriales sino que posicionarse como un mediador que permita la transición hacia una nueva cultura en torno a la materia. De alguna manera, ha sido un proceso de desaprender para reeducarnos en las lógicas que demanda la sociedad para vivir de manera simbiótica con la naturaleza.

¿Qué es un material “Grow it yourself” y qué es un material “cook it yourself”?

Los biomateriales que generamos pueden clasificarse en dos campos. Los MATERIALES BIOLÓGICOS (“Grow it yourself”) son aquellos biomateriales donde utilizamos el crecimiento biológico en vez de procesos de fabricación que son caros e intensivos energéticamente hablando, para convertir desechos orgánicos en materiales económicamente viables y medioambientalmente amigables. 

Por otra parte, Los materiales MATERIALES BIO-ORGÁNICOS / BIOAGLOMERADOS (“cook it yourself”) son aquellos en donde utilizamos polímeros artesanales (polímeros extraídos por nosotros de manera no intensiva) para la aglomeración de otras materias como desechos agroindustriales o domiciliarios para generar nuevos materiales y mantener la materia fluyendo evitando por el mayor tiempo posible y que en su degradación nutren el territorio.

Biotextil aristotelia chilensis
Foto: cortesía de Labva.

Nos pueden dar algunos ejemplos de los materiales que han creado, y cuáles serían su uso, por ejemplo ¿Qué uso tendría el bioplástico de almidón de papa?

De los primeros, hemos desarrollado una investigación y experimentación material ligada a Micelio de hongos y los biopolímeros producidos por bacterias (celulosa bacteriana) bajo procesos de fermentación. De estos pueden salir tanto biocompuestos (ladrillos de micelio) como biotextiles (biocuero de celulosa bacteriana).

Del segundo campo, hemos trabajado generando films y biocompuestos que surgen de las extracciones artesanales de biopolímeros derivados de la abundancia natural de nuestro territorio: papas nativas, algas, desechos de pescado, desechos de palta, biocompuestos de conchas de mejillones, biocompuestos del bagazo de cerveza (Valdivia es ciudad cervecera por excelencia), biocompuestos de ceniza de madera (principal fuente de calefacción en el sur de Chile es la leña), biocompuestos de cáscara de huevo, y ahora estamos desarrollando un biocuero de vino (utilizando el desecho de la industria vitivinícola).

¿Qué otro tipo de materiales han creado?

En este último ámbito hemos logrado generar un biotextil a partir de una Fermentación Salvaje (Wild fermentation) que se produce a partir de la fermentación de la hoja y fruto de un árbol endémico del sur de Chile: Aristotelia chilensis o Maqui. El biotextil es el resultado de millones de nanofibras entrelazadas que son “impresas” por bacterias para protegerse de los microorganismos externos al medio de cultivo, adoptando la morfología de los recipientes de cultivo. Así, la celulosa bacteriana generada presenta atributos únicos: alta resistencia mecánica y flexibilidad, textura y apariencia similar al cuero proviniendo de una fuente no animal. Este nuevo biomaterial no sólo busca impactar positivamente en aspectos de sustentabilidad material sino que por sobre todo busca establecer vínculos emocionales con el territorio y su cultura. 

Bioplastico de origen chileno
Foto: cortesía de Labva.

¿Cómo es que la creación de biomateriales puede crear vínculos entre las comunidades y el territorio que habitan?

Como comentamos anteriormente, los biomateriales son reflejo de un territorio y su cultura. Nosotros reconocemos la abundancia natural y cultura para poder proponer generar biopolímeros artesanales a partir de la recolección de algas de la zona costa del territorio Valdiviano. De la misma manera, en Ecuador trabajan para generar films de bioplásticos a partir de la extracción del almidón presente en la yuca, tubérculo que abunda en ese territorio.  De esta manera, reconocemos el vínculo no sólo una abundancia natural sino que también en la relación que históricamente se ha 

¿Cuáles son algunas de las historias de éxito que han tenido en Labva?

Yo creo que en nuestra búsqueda de generar una paleta biomaterial de origen local, uno de nuestros mayores logros ha sido el producir un biopolimero de Aristotelia chilensis a través del método de fermentación salvaje. De alguna manera, estamos en la búsqueda permanente de poder responder a la creación de nuevas materialidades siempre con baja tecnología, haciendo procesos de extracción artesanales y buscando mejorar las características performáticas de los materiales a partir de productos de origen natural induciendo reacciones teniendo como principios la “química verde”.  

Más allá de la creación de materiales, vimos que ustedes dan talleres y capacitaciones, ¿podrían hablarnos un poco más de ellos?

Poder mediar el conocimiento generado a partir de la investigación y experimentación biomaterial  es uno de los pilares fundamentales de nuestra misión como laboratorio. Nos parece fundamental definirnos como una plataforma que incentiva a nuevas comunidades a encontrar las oportunidades de su abundancia natural y antrópica (procesos industriales locales) para así redefinir su relación con la cultura material y construir nuevas economías locales y circulares en torno a ellas. Es por esto que hemos desarrollado programas de residencias  y talleres donde ponemos en práctica nuestra metodología en torno a la biodiversidad como guía de diseño material. 

En lo práctico, contamos con un Programa de Residencias “Villa LABVA” que es  una invitación para artesanos y gente de oficio, artistas, diseñadores y arquitectos, científicos e ingenieros que buscan redescubrir su territorio o entorno a través de la cuestión material. Además, estamos realizando de manera permanente talleres, capacitaciones y charlas para distribuir el conocimiento y empoderar a la comunidad en la transformación de la cultura material.

biotextil de Chile
Foto: cortesía de Labva.

Conoce más en su sitio web: www.labva.org

COMPARTIR ARTÍCULO​

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

No todos los mail tienen que ser aburridos

Suscríbete a nuestro Newsletter